Comunicar a través de productos que ayudan al cuidado del medio ambiente ayuda a la promoción sostenible de nuestra idea, taller o emprendimiento, visualizar nuestra identidad como marca para generar empatía social con nosotros mismo y nuestro entorno.

El marchandising sustentable ayuda sin duda a alcanzar una buena identidad como marca y ayuda a gnerar confianza ante nuestros consumidores responsables.